El sufrimiento: parte IV

El sufrimiento es un estado en el que entramos una y otra vez por inercia, es como un hábito adquirido del que nos cuesta desprendernos.

Deberíamos ser consientes de que hemos venido para disfrutar esta experiencia, para vivir y convivir en el presente y asumir que somos responsables de la vibración que emitimos y que ésta influirá en nuestro entorno y en nuestra realidad, en todas las manifestaciones externas.

Es nuestra responsabilidad cambiar ese estado para poder crear una nueva realidad y honrar así nuestra existencia.